7 dic. 2010

¿El futuro está en los libros?


¿Pensáis que son imprescindibles los libros de texto para aprender los contenidos que marca la Academia? ¿O más bien son “libros objeto”? ¿Qué hay detrás de todo ello?
La verdad es que nunca me había planteado estas cuestiones,  o incluso, me atrevería a decir que soy de las que pensaba que no es imprescindible tener un libro de texto para realizar depende qué actividades, pero que sí era una base importante en la que apoyarse para el docente. 
También quiero decir  que me encuentro en un lugar intermedio,  y aclaro, no soy de las que opta por seguir a rajatabla los contenidos y actividades del libro (la postura fácil), ni la persona más indicada para llevar a cabo una enseñanza  totalmente centrada en las TIC, al menos de momento. 
Pero tengo que reconocer que tras haber leído las entradas bloggeras “El futuro de los libros de texto  y Carta a los editores de libros de texto, cuya lectura recomiendo a todos los futuros maestros y a los editores de libros de texto, escritas por  mi profesor en Nuevas Tecnologías de la UJI, Jordi Adell,  y haber asistido el pasado 24 de noviembre a la conferencia “Els llibres de text a examen”, realizada por el profesor Jaume Martínez Bonafé, en el Aula Magna de la Facultad de Tecnología y Ciencias Experimentales de la UJI, tengo clarísimo que para nada son imprescindibles los libros de texto para poder asegurar una educación completa y significativa.
Lo único que hace falta es ser un docente dispuesto a aprender de los recursos que se ofrecen en la red, saber aplicarlos a los intereses de los niños, y como no, ofrecérselos como medio de comunicación. Pero todo esto conlleva un largo camino por descubrir, por estudiar, por aprender… y es aquí donde se vuelve a plantear de la necesidad de un maestro dispuesto a perfeccionarse en los conocimientos que posee y puede poseer utilizando las TIC, pero eso ya depende de cada personalidad, el que se conforma con lo que le dan los libros o  lo que le imponen, y el que busca renovarse continuamente y aporta todo lo que puede en el campo de la educación, para sacar el máximo partido. 
La sociedad cambia con el paso de los años, y en este sentido, está cambiando brutalmente; las posibilidades que nos ofrecen las TIC, son inmensamente mayores a las posibilidades que nos brindan los simples libros de texto, a los que estamos acostumbrados toda la vida. Hace falta acostumbrarse a “eso”, a este nuevo tipo de vida que abarca desde las conocidas calculadoras, cámaras de fotos, cámaras de vídeo, móviles… hasta la cantidad de recursos que podemos encontrar utilizando nuestra computadora, internet, un sitio donde haciendo un solo click, puedes acceder a multitud de información organizada a tu gusto,  por temas (cuando pones en Google cualquier palabra y le das a buscar), formatos (blogs, webs, WebQuest, vídeos, música, libros…), programas (Word, Power Paint, Excel…), comunidades con las que compartir y de las que aprender (Twiter, Flickr, Facebook…).
Pero claro hay que empezar por involucrarse, si  cada uno de los maestros del mundo o gente especializada, realizara una actividad y la colgara en la web para poder ser utilizada por el resto de los usuarios, o simplemente contara en un blog su experiencia al realizar cualquier tipo de actividad con los niños, sea un éxito o no, todo ayuda, al cabo del tiempo habría una inmensa cantidad de propuestas didácticas esperando a ser aplicadas. Esto multiplicado por unos cuantos años de aplicación, acaba con los libros de texto y el negocio que conlleva a beneficio de las editoriales, seguro.

2 comentarios:

  1. Excelente aporte Silvi; Felicitaciones.


    Saludos fraternos,


    Rene Torres Visso.
    http://maximatica.com/blog

    ResponderEliminar